Los sueños no producen éxito por sí mismos. El éxito sostenido llega a través del trabajo sistemático, pero antes necesitamos esos dulces sueños para que nos den la energía y el entusiasmo que solo llegan cuando la aspiración toca los recursos internos.

Fredrick G. Harmon

Hasta Pronto, Quizá. De todas maneras, estás aquí, siempre estarás aquí. Sé que, en alguna parte, respiras, y eso ya es mucho.